4.3.15

Replay. Capítulo 9.

Los días siguientes, me convertí en la sombra de Cass y la nueva enfermera. Cuando termino mi turno, hago mi camino hacia la pequeña habitación de Cass, tan pequeña que solo entraba una cama. Ni siquiera una litera entraba en esa pequeña habitación, ya que el techo era lo suficientemente bajo como para inclinarse para entrar.




Siempre que corro la cortina que oculta su pequeña habitación, me lo encuentro sentado con su cuaderno de notas quemado en su regazo, junto al lápiz que siempre veo con punta. Me siento en silencio en el pequeño espacio de suelo de cemento, cierro los ojos y escucho el trazo de su mano escribiendo sobre la hoja.
A veces me quedo escuchándolo hasta que me quedo dormida, siendo despertada por él, avisándome que es hora de que me vaya a la cama. Otras veces, me levanto yo sola y me voy sin decir palabra.
Esta es una de esas veces, de las que me levanto y me voy.
Cass está sentado en su cama, garabateando en la hoja rayada, mientras yo tarareo una canción. Hace una semana que mi mundo se ha ido al demonio, y obviamente ya extraño muchas cosas: a mis padres, a mis amigos. También mi casa, a mi pequeño pez y la música.
Durante todas mis visitas a Cass mientras estoy en su habitación, el silencio se instala sobre nosotros. Hay una tensión que es palpable, y no sé por qué. Estoy segura de que esta tensión no surge de mí, sino que de él.
Sin embargo, hoy necesito hablar. Y no con Allison, que esta lo suficientemente extrovertida como para hacer sus turnos de guardia junto a Trent. Estoy segura de que entre ellos hay algo. Y la adolescente habla a veces conmigo. Creo que me ve como una hermana mayor.
Saliendo de mis pensamientos, observo la espalda de Cass, marcada bajo la camiseta negra. Está cruzado de piernas sobre el colchón algo destruido, y su cabello está mostrando sus puntas doradas.
Suspiro, volviendo mi mirada hacia el techo de cemento. Me estiro, y luego observo mi piel. No me quedó ninguna cicatriz del bombardeo, algo que no sé si es bueno o malo. Bueno, porque no tengo una horrible cicatriz. Malo, porque ahora no tengo ninguna prueba física de que eso realmente ocurrió. En el futuro, eso me ayudará a borrar mis heridas. En el presente, es un dolor mental.
Cass parece gruñir. No tengo idea de lo que escribe en sus cuadernos, pero deben ser cosas para la Supervivencia, como he llamado al lugar en donde estamos. Sin embargo, siempre que Cass está escribiendo, para frustrado, y siento que es uno de esas personas a las que no debes molestar en esos momentos de frustración.
Lo vuelvo a mirar, y tienes ambas manos en el rostro. Me siento mal por él. Tiene un peso sobre sus hombros que ni siquiera algunos adultos podrían llevar.
—¿Por qué haces esto? — no me di cuenta de que fui yo la que habló. Las manos de Cass salieron de su rostro, y me encontré con sus ojos azules mirándome.
—¿A qué te refieres? — me contesta.
—A por qué nos ayudas— abrazo mis piernas—. Podrías habernos dejado morir, a todos. En cambio, nos has salvado, y nos has traído a tu pequeña fortaleza.
La mirada de Cass está perdida, y tiene un extraño brillo en los ojos. No sé qué dirá. No sé si me gustará o no. Yo solo quiero escuchar su respuesta.
—Siento que es mi misión— dice, alejando su mirada de mí y regresando a su cuaderno—. Tú trabajo es cuidar a las personas. Él mío salvarlas de una muerte segura. Aquí es seguro, por lo menos hasta que todo esté bien.
Su respuesta no me contenta, pero tampoco me desagrada. Toma esto como una vocación, ¿Quizá?
No lo sé.
No sé nada de Cass.
Encogiéndome sobre mí misma, bajo la mirada hacia mis rodillas. Me han dado unos nuevos pantalones, de yoga, para estar más cómoda al arrodillarme al lado de las camas improvisadas del hospital. Realmente son más cómodos, y me hacen acordar a mi anterior vida: a mis clases de yoga, a mis entrenamientos en las carreras de velocidad, a mis millones de pantalones en mi armario...
Todo eso me hizo pensar que este no es mi lugar, pero, ¿A dónde puedo ir? Los aviones de rescate no llegarán hasta dentro de un mes, según Cass, cuando la radiación se haya dispersado mayormente. Pero, hasta entonces, estoy atrapada aquí, junto a una adolescente obsesionada, un joven capullo, y un antipático.
Sí, Cass es el antipático.
Mi cabeza se levanta rápidamente, y me encuentro con que Cass ha regresado a su libreta.
—Me voy— anuncio, levantándome y agachándome en la cueva que hace de habitación. Cuando estoy saliendo, me giro y miro que Cass no ha dejado de escribir—. Podrás hacer de cuenta que el mundo no está hecho cenizas desde aquí abajo, pero al final, deberás salir, y descubrirás que no estás en el paraíso— digo, pensando en las palabras que me dirigió anteriormente.
Y porque me dijo que este era su refugio de la realidad.
Salgo corriendo de la habitación, y escucho que me llama. No me doy la vuelta. Simplemente corro, como si estuviese recorriendo las llamas de nuevo.
Pero no es así.
Estoy en un lugar seguro, supuestamente. Pero entonces, ¿Por qué siento que estoy desprotegida? Esa sensación de inseguridad me ataca desde hace días... y no sé de dónde proviene.
Me apoyo contra una pared y me llevo la cola de caballo hacia atrás. Dirijo mi mirada hacia abajo, a mis pies. Mis zapatillas deportivas están rotas a un costado, pero no es algo que me interese. Solo son para andar aquí abajo, no es que algún día vaya a salir afuera. No si Cass intenta protegernos.
Creo que puedo protegerme yo sola.
Hago un mapa mental del lugar, y recuerdo el lugar por donde suelo ver a Cass desaparecer, para verlo de nuevo unas horas más tarde. Ahí debe haber algo conectado al exterior.
Dando un último suspiro, me separo de la pared de tierra y doy un par de pasos hacia el pasillo.
Escucho pasos detrás de mí, y ahora mi nombre. Cosas de las que no me había percatado.

Salgo corriendo de nuevo, ahora segura, hacia el pasillo que siempre visito, pero al que nunca me animé a entrar.

3 comentarios:

  1. Hola!! Soy Esther Galán del blog El Lado Oscuro. Yo también formo parte de la iniciativa "Seamos Seguidores". Te sigo y te dejo el link de mi blog.

    esthervampire.blogspot.com.es/

    Un abrazo y nos leemos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!
    Me está gustando mucho la historia de verdad. Yo tengo una en wattpad aunque es un poco chapucera.
    Te he nominado a unos premios en mi blog: http://laciudaddloslibros.blogspot.com.es/2015/03/one-lovely-blog-award.html
    si te apetece te dejo el enlace para que te pases.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Tu blog fue nominado en los Liebster Awards

    Acá están las reglas: http://insomnioentremundos.blogspot.com.ar/2015/03/nominacion-al-liebster-award.html Saludos!

    ResponderEliminar

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified